20 ago. 2012

CABALLOS


Las razas de caballos se dividen en tres grupos:
Caballos de sangre fría.
Las razas de caballos de sangre fría son grandes, pesados y muy fuertes, su carácter es tranquilo y dócil su origen es el norte de Europa, con clima húmedo y frió que  produce abundante pasto.
Fueron criados para el trabajo agrícola y para arrastrar cargas pesadas.

Caballos de sangre caliente.
Las razas de  caballos de sangre caliente son ligeros, resistentes y veloces , su carácter es brioso, su origen el oriente medio y el norte de África, donde el clima es extremo y con escasez de pastos. Su carácter temperamental les hace idóneos para jinetes experimentados y para la competición.

Caballos de sangre templada.
Las razas de caballos de sangre caliente son el resultado de cruces de razas de sangre caliente con razas de sangre fría.



Se considera que el caballo o poni es un potrillo. Sus largas patas le permiten moverse deprisa.
Las crías maman hasta los cuatro o seis meses pero antes de eso ya comienzan a alimentarse de hierba.
Potro de un año.
Desgarbado es la mejor definición para un potro de un año, las patas muy largas.
Dos años.
Apariencia de adulto aunque no ha alcanzado la madurez.
Cuatro años.
A los cuatro  años el caballo es ya adulto, listó para el trabajo duro.
Diez años.
Entre los cinco y los doce años el caballo esta en el máximo esplendor, todo fortaleza, se encuentra en su mejor momento.
Vejez.
Hacia los veinte años aparecen los primeros síntomas de la vejez, el lomo y la parte delantera de la cruz suele arquearse, y sus extremidades y articulaciones pueden engrosar.






No hay comentarios: